• Linked IN
  • Rss
  • Youtube
Reflexiones sobre el papel de los museos en la educación y las TIC

Entre los días 24 y 26 de marzo, en el marco de las XIV Jornadas de Museos y Educación que organiza el Museo Marítimo de Barcelona, se ha debatido sobre la importancia de promover la participación real de los visitantes en el entorno virtual, entendido éste como nuevo escenario del que no puede sustraerse ninguna institución museística. En las jornadas se han presentado experiencias actuales como CCCB-Educació, Una mà de contes, Pau Casals o Cada Día una Foto, y se han planteado análisis y reflexiones sobre por qué y cómo actúan los museos en la concepción y uso de las TIC.

Confiamos en que estas reflexiones que surgen de algunos museos activos tengan eco en el conjunto de estas instituciones, muchas de ellas ancladas aún en premisas obsoletas, y que asuman su nuevo rol social y por tanto el compromiso de convertirse en herramientas eficaces para el enriquecimiento social y cultural de las comunidades donde se insertan y de la sociedad en general.

Imma Fondevila
MagmaCultura

Guia didáctica para el profesorado: Joan Salvat-Papasseit

Interpreta Cultura ha conceptualizado y realizado el programa didáctico de la exposición Joan Salvat-Papasseit Poetavanguardistacatalán, que se exhibe en el Centro de Arte Santa Mònica del 23 de diciembre de 2010 al 3 de abril de 2011.

Este proyecto educativo contempla cinco niveles y se estructura a través de un cuaderno de viaje que funciona al mismo tiempo de herramienta de trabajo y guía para la visita por las salas expositivas. La finalidad de este cuaderno es acercar la figura de Salvat-Papasseit a los chicos y chicas de las escuelas e institutos de Cataluña de una forma atractiva y participativa. Los cinco niveles de los cuadernos son:

• P5 y 1.º de primaria
• 2.º, 3.º y 4.º de primaria
• 5.º y 6.º de primaria
• ESO y ciclos formativos
• Bachillerato

Más información de la exposición aquí.
Imprescindible reserva previa al teléfono 93 567 11 10

El programa educativo en el marco de una exposición

Como buena parte de la población mundial soy madre. Mis hijos, ya bastante grandes, son vitales y movidos, les gusta conocer y experimentar. Son personas con una buena salud mental, pero no quieren ir a ver museos ni exposiciones. Por esto, como gestora cultural, intento averiguar qué podemos mejorar en este campo y, si es posible, contribuir a reducir un poquito más la rendija que separa a nuestros niños y jóvenes de los museos y equipamientos culturales y sus ofertas educativas y de actividades. Justo es decir que buena parte de aquello que he aprendido en este campo me lo han enseñado mis propios hijos. Y es que, de entrada, lo primero que tenemos que aprender a hacer los que nos dedicamos a esto de la cultura, es escuchar lo que nos dicen los “pequeños” a los “mayores”.

Es evidente que, en general, los equipamientos culturales y museos hacen un esfuerzo importante a la hora de adaptar sus ofertas al público más joven y es que, de hecho ¿no son ellos los usuarios del futuro y también del presente? Buena parte de las propuestas que buscan acercarse a los niños y jóvenes lo hacen incorporando nuevas metodologías centradas en la participación, nuevos recursos tecnológicos y, también, utilizando otros lenguajes más cercanos a la realidad cotidiana de estos. La museografía se está rejuveneciendo!

Pero, más allá de esta nueva manera de entender la museografía, los programas de actividades y servicios educativos de los museos y equipamientos culturales, dirigidos a públicos escolar, familiar y jóvenes, tienen que acontecer auténticos “laboratorios” de experimentación desde donde poder promover y proponer nuevas maneras de aprendizaje, nuevas maneras de coger e interpretar la realidad que nos rodea. La educación, en el marco de la exposición, no se encuentra regulada, ni normativizada y, por lo tanto, es un campo inexplorado y sin límites que nos ofrece vía libre para crear, investigar, proponer, y demostrar que otras formas de aprendizaje son posibles.

Las propuestas surgidas de este “laboratorio” tienen que ser libres pero también genuinas, propuestas pensadas y diseñadas exclusivamente para hacerse en el entorno de una exposición o museo y liberadas de cualquier metodología propia de otros entornos como por ejemplo y, sobre todo el escolar, pero también, el multimedia, el lúdico, o el del espectáculo. Educar en el marco de una exposición tiene que ser siempre algo vinculado a la exposición. Tiene que ser un ejercicio de conexión, de aprendizaje y de goce de aquello que nos rodea. Tiene que ser una experiencia gratificante y útil que tan sólo pueda ocurrir allí (en la exposición o en el museo).

Tenemos que reivindicar el formato expositivo como espacio de cultura, de aprendizaje, de intercambio, de fomento de opinión y reflexión, de experiencia y de emoción. La exposición, como lenguaje, nos ofrece multitud de estímulos, visiones y formatos. Tan sólo comprendiendo sus palabras, su sintaxis, gramática, poesía y música, podemos disfrutar al máximo del lenguaje expositivo.

Las ofertas dirigidas a los más jóvenes tienen que estimular el dominio de estos lenguajes, tienen que focalizar su mirada, no tan sólo cabe aquello que se dice o se muestra, sino sobre todo, cabe “cómo” se muestra. Tienen que poner en valor todas las singularidades que tan sólo el lenguaje expositivo nos puede ofrecer. Tienen que ser propuestas que, en definitiva, ayuden a crear un vínculo emocional con el conocimiento a través del goce de la experiencia expositiva.

Como referencias interesantes:

NEMO – Museo de Ciencia y Tecnología de Amsterdam

NEMO es el mayor y mejor centro de la ciencia en los Países Bajos. El edificio de este museo, diseño de Renzo Piano, se ha construido sobre el túnel subacuático que une dos sectores de Amsterdam. Allí se produce el encuentro con la ciencia mediante el juego y la imaginación. Es importante saber que en este museo esta totalmente prohibido no tocar.

Museo de Arte Moderno de Tarragona
Cosmocaixa Barcelona
Cosmocaixa Madrid

Ester del Carmen
MagmaCultura

Créditos de las imágenes: http://museumeducation.info y Saint Louis Art Museum