• Linked IN
  • Rss
  • Youtube
Barçakids: un programa educativo sobre valores y deporte

Finalmente el 31 de octubre dimos por concluido un largo y fructuoso año de ideas, propuestas, reuniones con el cliente, la Fundación FCBarcelona, -y con su Consejo Científico Pedagógico-, creación de guías didácticas, desarrollo de un portal web educativo con e-learnings, juegos y todo tipo de información segura y de calidad para padres, alumnos y docentes. Después de implementar una prueba piloto en doce escuelas de Catalunya, hicimos un replanteamiento con el objetivo de mejorar la adecuación del programa a los diferentes niveles educativos (desde ciclo inicial hasta ciclo superior de primaria). El resultado de todo el proceso, desde la conceptualización a la evaluación, permitió llegar al punto de salida del nuevo programa educativo sobre deporte y valores ‘Barçakids’.

En octubre, toda la oferta educativa de Barçakids, tanto el programa presencial como el programa virtual, ha empezado a desarrollarse con normalidad y con éxito. De momento, con una oferta limitada. Las escuelas que han solicitado que el programa llegue a sus aulas podrán disfrutar de una propuesta atractiva, dinámica y cien por cien participativa para trabajar, conscientemente y con todo rigor, los valores positivos que forman parte de nuestra forma de vivir y de relacionarnos, y que contribuyen a formar personas, individualmente y colectivamente, íntegras y solidarias.

El abanico de valores es tan amplio que por cuestiones metodológicas no podemos alcanzarlo todo. Así pues, atendiendo al perfil y la misión del cliente (enmarcado dentro de un ámbito fundacional hacia al binomio “deporte y valores”) el programa educativo se ha centrado en los siguientes valores: respeto, esfuerzo, humildad, ambición y trabajo en equipo.

Son muchos los factores que hacen que el proyecto se haya convertido para MagmaCultura en un estandarte de los proyectos educativos a los cuales hace tantos años que se dedica. Trabajar para una entidad tan significada de la sociedad civil, sensible a la educación de los niños y de los jóvenes; trabajar sobre los valores, en un momento de gran necesidad de este tipo de enfoque; incorporar el deporte como herramienta de relación y de educación, y como trampolín a los otros ámbitos cotidianos de los niños (la escuela, la familia, la calle, etc.); hacer uso de nuevas tecnologías (presenciales y virtuales) como medios de transmisión de contenidos y generación de dinámicas colaborativas y participativas; contar con un gancho tan atractivo y potente como los ídolos deportivos de niños, jóvenes y mayores, importante factor de motivación (tan necesaria para garantizar un aprendizaje significativo); testar la validez de las propuestas mediante la realización de una prueba piloto y descubrir la buena aceptación por parte de docentes, alumnos y padres, han sido, como he dicho, los factores que han hecho de este proyecto una de las colaboraciones profesionales más rica, más fructuosa y a la vez más compleja.

Esta experiencia me lleva a recordar de forma muy especial el programa ‘La escuela en la calle’, un programa con el cual nació la iniciativa ‘Blog, servicios culturales’ que más tarde se convirtió en MagmaCultura. Fue una experiencia igualmente rica, fructuosa y compleja, una programación, durante quince años, de itinerarios de descubrimiento del entorno cultural y natural de diferentes lugares y momentos históricos de Catalunya. El objetivo era poner al alcance del profesorado de Infantil, Primaria y Secundaria, obligatoria y no obligatoria, recursos didácticos vivos y tangibles de nuestro entorno para aproximarse al conocimiento de los contenidos curriculares. También era un objetivo muy claro y preponderante formar a los alumnos en la sensibilidad, el aprecio y el respeto hacia nuestro entorno y nuestro patrimonio. Una manera de transmitir también valores de pertenencia, respeto y reconocimiento del propio país, y por lo tanto, de fomentar la formación de individuos arraigados a la propia cultura, y por extensión, a la Cultura en mayúsculas.

Para MagmaCultura, la educación ha sido siempre el máximo valor de la sociedad, la base para formar personas libres, competentes y culturalmente ricas.

Imma Fondevila
Directora de Proyectos de MagmaCultura